Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. ¿ Estas de acerdo en continuar ?

902 033 733
Área Privada

Canal actualidad

6 fraudes que puedes evitar este verano

0 comentarios
martes, 26 de julio de 2016
Estafas on line, robos de identidad y timos en los alquileres son algunos engaños frecuentes en vacaciones
6 fraudes que puedes evitar este verano

Timos en compras on line, robos de identidad, estafas al alquilar un apartamento en la playa... En verano es fácil ser víctima de fraudes como estos, si no se presta atención y no se tienen ciertos cuidados tanto fuera como dentro de Internet. Pero también se puede evitar caer en engaños de tal magnitud. En este artículo se encuentra la información para conseguirlo: desde verificar el sitio web hasta rastrear la identidad de quienes ponen en alquiler un apartamento o la persona que instala la alarma antirrobo en casa.

 

1. Evitar fraudes en las rebajas por Internet

 

Ya han llegado las rebajas y multitud de productos se presentan como auténticos chollos, en especial en Internet. Pero la Red a veces tiene trampas que no siempre se ven, por lo que se puede terminar cayendo en un fraude en lugar de obtener una ganga.

 

Para evitarlo, conviene buscar páginas web que ofrezcan cifrado de seguridad, como son el protocolo https o el candado verde. De este modo, el internauta se ahorrará muchos disgustos, tal y como recuerdan desde ESET España, empresa de seguridad informática de reconocido prestigio.

 

También es importante visitar los portales oficiales de las marcas y comprobar que existe la rebaja anunciada o, bien, asegurarse de que están haciendo una promoción o un concurso.

 

Por último, no hay que fiarse de los archivos que se reciben en el correo electrónico (¡nunca hay que descargarlos!) anunciando promociones demasiado buenas. En estos casos, hay que investigar al remitente.

 

2. No caer en timos al alquilar un apartamento

 

Alquilar un apartamento en la playa es la opción escogida por cuatro de cada diez turistas españoles (ocho millones) entre 2014 y 2016, según el III Barómetro del Alquiler Vacacional en España realizado por la Universidad de Salamanca en colaboración con la empresa de alquileres Homeaway. Pero no siempre sale bien.

 

Uno de los fraudes clásicos de cada verano es llegar al destino de vacaciones y encontrar que el apartamento que se había reservado está ocupado. ¡La agencia lo había alquilado a varias personas! A veces también se alquila un inmueble que no existe o uno en el que están sus dueños.

 

Otra estafa que se repite cada año es dar una falsa ubicación y sobre las prestaciones de la casa. Cientos de familias padecen cada año este engaño, como señalan desde la Comisaría del Cuerpo Nacional de Policía de Gandía, donde en los últimos años ha aumentado de manera exponencial este tipo de timos. De hecho, los foros de denuncias de afectados por apartamentos falsos recogen numerosos casos en esta ciudad.

 

Las fuerzas de seguridad dan pistas para evitar caer en estas trampas. Así, conviene no hacer caso de las ofertas que llegan al correo o móvil, ni de los cupones de descuento de viajes o paquetes turísticos que sean demasiado buenos. Además, hay que verificar que el apartamento existe, la identidad de quien lo alquila y firmar un contrato, además de pedir todo tipo de fotografías, mapas sobre la ubicación exacta, etc.

 

3. Impedir que nos roben la identidad

 

En verano es bastante común perder (o que roben) el DNI. Y, en ocasiones, los delincuentes pueden hacer un mal uso de los datos personales como solicitar préstamos, contratar tarjetas de crédito, hacer transferencias, realizar compras financiadas... Algo que puede causar al usuario un grave perjuicio económico.

 

Si se ha perdido el DNI, lo han robado o se cree que alguien puede haber accedido a los datos personales, hay que comunicarlo lo antes posible a la entidad bancaria y denunciarlo en una comisaría de Policía.

 

4. ¡Que no te estafen por el móvil!

 

Los delincuentes saben que hoy en día se utiliza el móvil para todo, por lo que también aprovechan esta nueva oportunidad. Uno de los fraudes más extendidos es el de encontrarse con una llamada perdida. Llaman y cuelgan tan rápido que no da tiempo a responder... ¡Nunca se debe devolver llamadas perdidas desconocidas! Al hacerlo, pasan a un número 806, 807, 906 o 907 de tarificación especial.

 

Otro timo habitual con el teléfono es recibir un SMS donde remiten a un número concreto para escuchar un mensaje o porque se tiene un paquete. ¡Tampoco hay que hacer caso! Al llamar, directamente el usuario se suscribe a un servicio Premium mensual o incluso semanal.

 

Con idéntico resultado para el bolsillo del afectado también se puede recibir la propuesta de conseguir una nueva función de videollamadas en WhatsApp. Por supuesto, solicitan un número que termina apuntado al ya citado servicio Premium.

 

5. Evitar estafas al reservar las vacaciones

 

En cuanto se cogen las vacaciones ya se está deseando salir de la ciudad y cambiar de aires. Pero se debe escoger sin prisas tanto el destino como la agencia con la que se realiza la reserva.

 

Siempre hay que comprobar que esta es legal, como recuerdan desde la Federación Empresarial de Asociaciones Territoriales de Agencias de Viajes Españolas (FETAVE), que tiene un reglamento que toda agencia debe cumplir y que a los ciudadanos interesa conocer. Es importante comprobar que tenga las licencias para poder operar, se debe exigir contrato por escrito y pedir que faciliten una copia y leerlo con tranquilidad antes de firmar. Además, hay que guardar facturas, tiques, folletos publicitarios, etc. que pueden ser muy útiles en caso de tener que hacer una reclamación.

 

También es muy importante comparar los precios del viaje o de los vuelos con diferentes agencias y desconfiar siempre de los importes demasiado bajos. Si se puede escoger, mejor acudir a una agencia que esté adscrita al Arbitrio de Consumo.

 

6. Prestar atención a las empresas de alarmas

 

Durante el verano aumentan los robos. ¡Las compañías de seguridad de casas y de alarmas lo saben! Por ello realizan campañas que, en algunos casos, pueden ser engañosas. Además, a veces asustan al cliente y tratan de meterle presión para que contrate sistemas o equipos caros que en realidad no necesita.

 

Para evitar el engaño se debe acudir a empresas reconocidas y de las que se tengan referencias, además de comparar precios y servicios en dos o tres compañías. Y conviene tener en cuenta que ninguna firma seria hará una oferta sin conocer antes el domicilio y sus características concretas.

 

Fuente: Consumer.es

 


 

Tu opinión nos interesa

Nombre:  *
Email:  * (No será publicado)
Comentario:  *

No hay ningún comentario, sé el primero en comentar!