Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. ¿ Estas de acerdo en continuar ?

902 033 733
Área Privada

Canal actualidad

La falsificación es la primera causa de fraude en el pago con tarjeta en España

0 comentarios
jueves, 06 de agosto de 2015
La falsificación es la primera causa de fraude en el pago con tarjeta en España

Las nuevas formas de pago han facilitado la vida de los consumidores, que pueden adquirir productos de cualquier lugar del planeta sin desplazamientos a golpe de clic, pero también han multiplicado las posibilidades para que sean víctimas de robos a distancia.


La mayor utilización de los pagos electrónicos ha permitido que los delitos por fraude en tarjetas de crédito crecieran un 6% en Europa el pasado año, con las transacciones internacionales a la cabeza de los mismos.


Un patrón de delitos en el que España se diferencia del resto del continente. Mientras que el robo más común fuera de la piel de toro es el relacionado con transacciones en las que los delincuentes realizan pagos en un país con tarjetas procedentes de otro, en España predominan las falsificaciones de plásticos, que acaparan un 65% del fraude total. Las transacciones ilegales en las que la tarjeta no es necesaria sólo suponen un 4% en nuestro país, frente al 70% registrado en Reino Unido o Alemania.


Estos números, recogidos en el último estudio de la compañía tecnológica Fico con datos de 19 países, indican que las tecnologías de seguridad están muy asentadas en España, y en especial las relacionadas con el sistema EMV, promovido por Europay, Mastercard y Visa, por lo que la mayor parte de los fraudes se cometen con tarjetas españolas en otros países en los que la seguridad no está tan desarrollada.


La pérdida o el robo de tarjetas suponen en España un cuarto de los perjuicios para las entidades. Es decir, si se suman pérdidas, robos y falsificaciones de tarjetas se alcanza el 90% del fraude en nuestro país, lo que nos sitúa en parámetros más similares a los de Rusia que a los del resto de Europa occidental.


Francia es el principal perjudicado por estas prácticas y acumula las pérdidas por fraude más altas de toda Europa, seguida por Grecia y el Reino Unido, aunque los fraudes crecen con rapidez en Rusia, a la par que crece su parque de tarjetas.


En los últimos tres años el fraude más común en Europa ha sido el cometido a través de transacciones en las que no es necesaria la presencia física de tarjetas y suponen el 41% de las pérdidas en el área occidental y el 23% en la Europa del Este.


El estudio también señala los viajes a Estados Unidos como un potencial peligro, ya que la lentitud en el desarrollo de sus estándares de seguridad y la diferencia horaria ayudan a los delincuentes a la hora de falsificar los plásticos y realizar transacciones fraudulentas.

 

Fuente: Expansión

Tu opinión nos interesa

Nombre:  *
Email:  * (No será publicado)
Comentario:  *

No hay ningún comentario, sé el primero en comentar!