Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. ¿ Estas de acerdo en continuar ?

902 033 733
Área Privada

Canal Basics

El Cloud Computing en el sector financiero

0 comentarios
martes, 07 de octubre de 2014
El Cloud Computing en el sector financiero

El porcentaje de empresas españolas que ya utiliza el servicio de cloud asciende a un 20%. Entre los usos, el 83% de las empresas lo utilizan para almacenamiento, el 51% para backup y el 48% para uso de software en la nube. Sólo el 20 % lo utiliza como plataforma completa.


Además, según un informe de McKinsey elaborado en 2014, la cuota de mercado del cloud de pequeñas y medianas empresas podría generar hasta 28.000 millones de dólares para el año 2015, lo que supondría alcanzar entre un 40 y un 50% del total del mercado.


Es evidente, por tanto, que el mercado de los servicios de cloud está suponiendo una significativa aportación al crecimiento económico global, aunque su total despegue está limitado por algunas cuestiones regulatorias, operativas o de seguridad.


En el sector de la banca, por ejemplo, donde la tecnología utilizada para el procesamiento de información es uno de sus activos más importantes, el cloud podría suponer una mejora en la manera de configurar su soporte tecnológico para gestionar los servicios financieros.


Sin embargo, estamos ante un sector que, además de enfrentarse al reto estratégico y tecnológico que supone la adopción y uso masivo del cloud, tiene ciertas particularidades. Y es que la supervisión financiera a la que están sometidas las entidades determina la puesta en marcha generalizada y extendida de estos sistemas tecnológicos.


Frente a esta falta de flexibilidad para tomar decisiones rápidas respecto al modelo de cloud a aplicar -motivada por esa supervisión con que cuentan los bancos-, nos encontramos con grandes empresas digitales que ya ofrecen servicios financieros, aprovechando los beneficios del cloud y la escasa o nula regulación a la que deben ajustarse.


Es, en definitiva, la respuesta externa a la demanda digital de los servicios bancarios que, con costes muy ajustados, desarrolla productos relacionados con la expedición de dinero electrónico, la intermediación de pagos online, la agregación de datos financieros, o la financiación peer-to-peer, entre otros.


Por tanto, la externalización de servicios parece ser el principal escollo y, en concreto, tal y como explican los expertos, “que la institución retenga la capacidad de control sobre los servicios críticos para su actividad, independientemente de que sea un tercero quien gestione dichos servicios”.


De hecho, según un estudio de Nubalia, el 13’5% de entidades financieras y aseguradoras en España utilizan cloud computing alojado remotamente y gestionado por terceros.


Luego, parece que aún tendremos que esperar algún tiempo para que la oficina bancaria suba completamente a la nube. El reto, transformar los centros de procesamiento actuales en nubes privadas e identi?car qué datos son susceptibles de ser trasladados a las nubes públicas. 

Tu opinión nos interesa

Nombre:  *
Email:  * (No será publicado)
Comentario:  *

No hay ningún comentario, sé el primero en comentar!