Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. ¿ Estas de acerdo en continuar ?

902 033 733
Área Privada

Canal Basics

El coste de un ciberataque para la banca

0 comentarios
miércoles, 10 de diciembre de 2014
El coste de un ciberataque para la banca

Las operaciones de la banca de inversión son consideras como el sector más relevante ante las nuevas ciberamenazas. Los potenciales enemigos se mueven en escenarios de ataques que van no solo contra una entidad específica sino también en forma de ciberasaltos coordinados y globales contra el sistema financiero en sí, lo que comprometería su seguridad y estabilidad.


Grandes entidades americanas, oficinas de bancos españoles e ingleses en la City… han sido ya blanco de ataques virtuales que han puesto en peligro los datos de millones de clientes. Y es que estas amenazas se materializan en el acceso a cuentas, proveedores de servicios de pago, dispositivos móviles, cajeros e, incluso, la infiltración en sistemas de proveedores.


Según datos de CSIS-McAfee, cuando el distribuidor estadounidense Target reconoció en 2013 haber sido víctima de unos hackers que piratearon las tarjetas de crédito de aproximadamente 40 millones de clientes, los bancos de EEUU sufrieron unas pérdidas de 200 millones de dólares.


Y, aunque el coste total de estos ataques es difícil de concretar porque muchos bancos no reconocen este tipo de delitos, no cabe duda de que junto a las cuantiosas pérdidas económicas que supone, hay otros costes, a veces, intangibles pero no menos elevados.


Así, junto al riesgo de perder información sensible relacionada con cuestiones que comprometen a la entidad y que puede terminar incluso con sanciones, también se produce un daño en la imagen y reputación de la firma. La consecuencia: una pérdida de confianza de los clientes que afectará en las transacciones de banca online y, por tanto, a sus beneficios económicos.


También el creciente riesgo operacional provocado por las ciberamenazas, habitualmente tratado desde un enfoque preventivo y de detección, requiere de las entidades un importante aumento de su presupuesto de tecnologías de la información para gestionar y proteger la información apropiada, así como para tener una rápida capacidad de respuesta y recuperación.


Desafortunadamente, las previsiones de expertos en seguridad para el año que viene señalan que los ataques de ciberdelincuentes se llevarán a cabo contra las propias entidades bancarias en vez de contra los usuarios.


Durante 2014, el malware móvil se ha centrado en ataques financieros, de modo que el número de troyanos bancarios móviles, un total de 12.100, ha sido nueve veces mayor que en 2013. El 75% de los ataques dirigidos contra las finanzas de los usuarios se llevaron a cabo utilizando malware bancario. 

Tu opinión nos interesa

Nombre:  *
Email:  * (No será publicado)
Comentario:  *

No hay ningún comentario, sé el primero en comentar!