Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. ¿ Estas de acerdo en continuar ?

902 033 733
Área Privada

Canal Basics

Percepción del riesgo de las empresas españoles frente a delitos informáticos

0 comentarios
jueves, 08 de enero de 2015
Percepción del riesgo de las empresas españoles frente a delitos informáticos

Hablar de delito informático es referirse al cibercrimen o al ciberdelito. Sabemos, además, que el fraude que se comete en el espacio digital es uno de los más peligrosos porque ya que el delincuente puede pasar desapercibido, la organización afectada no toma conciencia del daño hasta que ya está hecho.


Pese a que es un tipo delictivo en progresivo aumento, hasta el punto que también los conflictos bélicos se libran ya en este terreno cibernético, lo cierto es que, según señala la encuesta sobre fraude y delito económico realizada por PwC en 2014, la percepción de riesgo habría disminuido en España.


Durante el pasado año, la percepción del riesgo de comisión de ciberdelitos se ha reducido al 16,5% de las organizaciones, frente al 20% que en 2011 afirmaron que su percepción del cibercrimen había aumentado.


No obstante, cabe un matiz. Y es que los resultados de la encuesta evidencian que el nivel real ha incrementado, dado que el 12,5% de los encuestados afirmaron haber sufrido un ciberdelito en comparación con el 7,5% de los casos registrados en 2011.


Tanto en el entorno europeo como a nivel mundial, la percepción del riesgo se manifiesta en una tendencia opuesta. Así, entre 2011 y 2014, la percepción que las organizaciones tienen del riesgo se vio incrementada casi en un 35% en el caso de Europa y un 22,8% a escala mundial, en contraposición con el nivel real sufrido, que fue de un 3,7% en Europa y un 6,8% a escala mundial.


Esta cuestión, según se explica en la encuesta, podría sugerir que “la actitud de España tiene que cambiar y aproximarse a la opinión del resto del mundo, de manera que aumente la preocupación de las organizaciones por este tipo de delito”.


Hay que tener en cuenta que si bien el cibercrimen aparece como un tipo de fraude de importancia significativa a nivel internacional, es posible que “la mayoría de las organizaciones españolas que afirman no haber sufrido un cibercrimen, puedan haberlo experimentado sin saberlo”.


A esto habría que unirle el gran nivel de desconocimiento que las empresas españolas manifiestan cuando se les pregunta por el origen de los ciberdelitos que sufren. Y aunque habría disminuido con respecto a 2011, nos situamos en más del doble que el nivel de desconocimiento que señalan en Europa y el resto del mundo.

 


Tu opinión nos interesa

Nombre:  *
Email:  * (No será publicado)
Comentario:  *

No hay ningún comentario, sé el primero en comentar!