Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. ¿ Estas de acerdo en continuar ?

902 033 733
Área Privada

Canal Estrategia

Big Data: convertir los sistemas internos en plataformas inteligentes de seguridad

0 comentarios
jueves, 24 de noviembre de 2016
Big Data: convertir los sistemas internos en plataformas inteligentes de seguridad

El cibercrimen cuesta a las empresas de todo el mundo un total de 450.000 millones de dólares al año, coste que se ha visto incrementado un 200% en los últimos cinco años, según estudios publicados recientemente. Buena parte de la responsabilidad de esta aceleración recae en el mundo hiperconectado en el que hoy vivimos, donde los ciberdelincuentes han visto multiplicadas sus posibilidades.


El sector financiero siempre ha sido propicio a fraudes e irregularidades que han ocasionado importantes pérdidas económicas tanto a entidades como a inversores, así como pérdidas de imagen y de clientes. En España es el que más ataques de fraude online recibe del mundo, solo superado por EEUU y Reino Unido. A nivel global, cuatro de cada diez ataques informáticos que implicaron el robo de datos personales o la suplantación de una identidad se concentraron el año pasado en el sector financiero y en el de medios de pago, según la información recopilada por la Anti-Phishing Working Group (APWG).

 

El mercado tecnológico ayuda a las empresas en su protección en la red con herramientas que emplean el poder del Big Data, el alto rendimiento y el análisis predictivo en tiempo real para evaluar de forma proactiva los riesgos de seguridad. Estas plataformas se integran de forma subyacente en las organizaciones, utilizando, complementando y conectando las infraestructuras de seguridad independientes ya existentes, enriqueciendo así los datos de la red.

 

Los estafadores utilizan cada vez técnicas más refinadas y es preciso que los bancos y cajas de ahorros no escatimen en recursos para poder mitigar convenientemente este tipo de fraudes. El paso inicial sería dotar a las entidades de una infraestructura de datos optimizada. A partir de ahí las soluciones de ciberseguridad basadas en analítica en tiempo real pueden no solo ayudar en la detección temprana de amenazas, la prevención o la respuesta inmediata a ataques, sino que, además, permiten estar al día de la evolución de las amenazas cibernéticas, ejercicio obligatorio para una defensa completa y constantemente eficaz.

 

El Big Data también ha permitido que el análisis de datos no se limite a los tradicionales datos estructurados (fechas, cantidades, direcciones, horarios), sino que además tengan la capacidad de valorar y analizar el contenido de los blogs, anuncios en redes sociales y conversaciones (teléfono, correo electrónico y mensaje de textos), entre otros.

 

Si bien las organizaciones criminales han evolucionado, las soluciones para prevenir el fraude bancario también se han adaptado a los nuevos tiempos.  Los bancos pueden y deben convertir sus sistemas internos en verdaderas plataformas de inteligencia de seguridad y desarrollar su conocimiento sobre ciberamenazas al mismo ritmo que éstas evolucionan. Sólo así tomarán una posición proactiva en ciberseguridad en su transformación digital, lo que les llevará, inevitablemente, a blindar aún mejor las cuentas de resultados y reputación y a garantizar la continuidad del negocio.

Tu opinión nos interesa

Nombre:  *
Email:  * (No será publicado)
Comentario:  *

No hay ningún comentario, sé el primero en comentar!