Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. ¿ Estas de acerdo en continuar ?

902 033 733
Área Privada

Canal Estrategia

Bitcoin, las dos caras de la moneda

0 comentarios
jueves, 08 de febrero de 2018
Bitcoin, las dos caras de la moneda

El bitcoin, la criptomoneda digital más famosa despierta críticas feroces y pasiones desenfrenadas. Hay debate tanto en los palacios del poder como en la calle porque esta moneda tiene más de dos caras. La célebre criptomoneda, un dinero que no se imprime, sino que se crea mediante una red de ordenadores, se ha convertido en objeto de deseo de grandes inversores y de pequeños ahorradores atraídos por su apreciación vertiginosa: los 11.326 euros por bitcoin al cierre de enero de 2018 es 14 veces el valor de hace un año y 47 veces el de inicios del 2015.

 

¿Por qué se ha apreciado tanto?

 

Se habla de burbuja. Es verdad que se ha revalorizado un 1.600% en el 2017. Pero ojo: a mediados de enero, el bitcoin ha caído más de un 30% desde sus máximos. Se estima que en dos años hubo 26 veces en la que esta divisa llegó a caer más de un 10%: un auténtico tobogán. Hablamos de una moneda que algunos creen que alcanzará los 100.000 dólares o, como insinuaba el banco Morgan Stanley, cero, “porque una moneda que no existe (intangible, invisible, indefinible) no puede tener otro valor… que la nada”. Los motivos de la escalada de sus precios son varios. De entrada, con la enorme cantidad de liquidez disponible en el mundo, con tipos de interés muy bajos, el dinero busca rendimientos. Pero además, por definición misma del programa informático, se creará una cantidad finita de bitcoins. En concreto, se van a minar como mucho 21 millones de monedas. De ahí que los inversores apuesten por tener en sus manos algo que está destinado, a partir de un cierto nivel, a no crecer más.

 

¿Es un sistema seguro?

 

Hasta ahora no se ha encontrado ninguna brecha ni tampoco ninguna violación de sus protocolos de seguridad. Para aceptar el bitcoin, basta con descargarse un fichero en el móvil. Un sistema muy práctico en ciertos países. Ahora bien, el problema de la seguridad no está tanto en la tecnología en sí como en las casas de cambios, asediadas por los hackers que intentan acceder a estos datos o que piratean las carteras donde están guardados los bitcoins: móviles o PC. Asimismo, la responsabilidad del dinero, una vez que se entra en posesión de bitcoins, recae en uno mismo. No es como tener 1.000 euros y custodiarlos en un banco. Quien sufre un ataque o es víctima de una estafa está desnudo.

 

¿Cómo reaccionan las instituciones?

 

Los bancos se alejan. Grandes entidades financieras dan muestras de preocupación por los efectos del criptoboom. La última es la británica Lloyd’s, que ha prohibido la compra de divisas digitales con sus tarjetas de crédito —no las de débito—. Bancos estadounidenses como JP Morgan Chase o Citi ya habían adoptado una decisión parecida. Estos gigantes de las finanzas temen que una repentina caída en el valor de unos activos caracterizados por su altísima volatilidad ocasione pérdidas colosales a sus clientes, y que estos se vean incapaces de pagar sus deudas. Mastercard admitió la semana pasada que en el cuarto trimestre de 2017 las transacciones internacionales de sus tarjetas de crédito habían repuntado un 1% a raíz del apetito por las criptomonedas. Hace pocas semanas, el banco sueco Nordea prohibió a sus cerca de 31.000 empleados la posesión o el comercio con bitcoins, mientras que el Bank of America rechaza clientes que quieran hacer negocio en este sector.

 

Por ir concluyendo, si 2017 sorprendió como el año del boom de las criptomonedas, 2018 amenaza con explotar la burbuja. El bitcoin, la moneda en la que muy pocos creían hace un año y que en los últimos tiempos generó expectativas desmedidas, ha perdido en solo dos meses un 65% de su cotización: de los casi 20.000 dólares de diciembre al entorno de 7.000 en el que se movía el lunes. Entre otros problemas, el bitcoin se ve acosado por la presión regulatoria y de la banca.

Tu opinión nos interesa

Nombre:  *
Email:  * (No será publicado)
Comentario:  *

No hay ningún comentario, sé el primero en comentar!