Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. ¿ Estas de acerdo en continuar ?

902 033 733
Área Privada

Canal Estrategia

El 70% de los casos de fraude se produce desde el interior de las instituciones

0 comentarios
lunes, 12 de septiembre de 2016
El 70% de los casos de fraude se produce desde el interior de las instituciones

De acuerdo a la Asociación de Examinadores de Fraude Certificados, el fraude es un negocio a gran escala que cuesta a la industria bancaria 67 mil millones de dólares al año. Es un problema que nadie puede darse el lujo de ignorar, teniendo en cuenta que las empresas luchan por recuperarse de la crisis financiera mundial y las principales economías del mundo se tambalean al borde de la recesión. Lo más preocupante es que su incidencia es creciente.

 

La Encuesta sobre el Estado de los Delitos Cibernéticos de los Estados Unidos mostró en 2014 un incremento anual de 141% en el número de instituciones financieras que reportan pérdidas entre 10 mil millones y 19,9 millones de dólares al año. Es posible que, en la práctica, ese número sea mayor, pues muchas nunca se denuncian a las autoridades.

 

Las estadísticas más alarmantes se refieren al fraude cometido desde el interior de las mismas instituciones: en el 70% de los casos, el crimen fue perpetrado por un empleado bancario. Quienes tienen los niveles más altos de acceso a los sistemas informáticos, como es el caso de los administradores de sistemas y bases de datos, están en la posición precisa para cometer o facilitar el fraude, pudiendo al mismo tiempo borrar toda evidencia de sus acciones.

 

El comportamiento fraudulento puede ser muy difícil de detectar debido a la gran cantidad de transacciones de buena fe que diariamente lleva a cabo un banco. Inclusive los nuevos canales como la banca en línea, las aplicaciones móviles y las redes sociales aumentan la complejidad de la tarea, la cual además se ve obstaculizada por los sistemas heredados que hacen más difícil el control de la seguridad del sistema.

 

No obstante, en la actualidad contamos con tecnologías innovadoras tales como auditorías continuas, análisis de información masiva (big data) y evaluación de perfiles. El procesamiento en tiempo real detecta actividades fraudulentas inclusive antes de que ocurran y las reporta de una forma que no requiere de expertos para su interpretación. Las divisiones de Riesgo, Auditoría y Cumplimiento están en capacidad de ver mucho más que solo la punta del iceberg.

Tu opinión nos interesa

Nombre:  *
Email:  * (No será publicado)
Comentario:  *

No hay ningún comentario, sé el primero en comentar!