Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. ¿ Estas de acerdo en continuar ?

902 033 733
Área Privada

Canal Estrategia

La banca incrementa su inversión en seguridad ante el aumento de fraudes online

0 comentarios
miércoles, 14 de septiembre de 2016
La banca incrementa su inversión en seguridad ante el aumento de fraudes online

La debilidad del negocio, el cierre de oficinas y los avances tecnológicos han convertido la banca online en el futuro del sector financiero. Pero el camino no está exento de peligros, es vital, y todo un desafío de gestión, proteger el valor de la marca de las instituciones, de sus activos, de su propiedad intelectual y de la información de los clientes ante las innumerables amenazas existentes en un mundo virtual. Inmersa en la carrera por liderar la digitalización del negocio, la banca española está haciendo grandes esfuerzos en este sentido.


Desde el sector ilustran cómo en líneas generales, sólo el 3% de los gastos de cada proyecto se destina a seguridad, si bien en el caso de iniciativas puramente digitales, dependiendo del tipo de desarrollo, ese porcentaje se eleva a horquillas de entre el 20% y hasta el 40% de la inversión. Los niveles de fraude online en la industria española no son tan altos como en otros países, pero están creciendo. A nivel global, cuatro de cada diez ataques informáticos que implicaron el robo de datos personales o la suplantación de una identidad se concentraron el año pasado en el sector financiero y en el de medios de pago, según la información recopilada por la Anti-Phishing Working Group (APWG).


Las principales estafas online se concentran en los siguientes delitos:


- Identidad robada: Los principales avances que se están produciendo en el ámbito de la seguridad, están relacionados con la protección del que entendemos que puede ser el eslabón más débil o menos protegido, que es el cliente que consume los servicios del banco de forma digital… La suplantación de la identidad de un cliente a través del uso de virus informáticos, o mediante correos electrónicos o llamadas telefónicas en las que el defraudador se hace pasar por la entidad, son el principal reto del sector financiero, centrado en evitar que un tercero opere con la cuenta de un cliente o altere sus sistemas de alerta.


- Engaño al banco: La banca también sufre ataques directos. Uno de los principales frenos a la concesión de crédito online, uno de los grandes mercados en los que aspira a expandirse el sector, radica en las barreras necesarias para impedir que el banco sea estafado mediante la suplantación de la identidad del cliente o la acumulación de peticiones de crédito a través de perfiles falsos.


- Desvío de nóminas: Un fraude creciente es la infiltración en los sistemas informáticos de determinadas empresas para monitorizar el pago de las nóminas y modificar las cuentas corrientes objeto del pago que se facilita a sus bancos, para así propiciar transferencias masivas a cuentas de terceros.


- Bloqueo de webs: Los ataques para derribar o paralizar las webs de las entidades financieras son otro de las grandes amenazas que afronta el sector, si bien los expertos advierten que con cada nuevo servicio ofertado se generan nuevas estafas.

 

Tu opinión nos interesa

Nombre:  *
Email:  * (No será publicado)
Comentario:  *

No hay ningún comentario, sé el primero en comentar!