Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. ¿ Estas de acerdo en continuar ?

902 033 733
Área Privada

Canal Estrategia

La importancia de los datos y el “Internet de las cosas”

0 comentarios
lunes, 30 de noviembre de 2015
La importancia de los datos y el “Internet de las cosas”

El análisis del “Big Data” se ha convertido en un elemento imprescindible para el negocio de las compañías, ya que permite predecir el comportamiento futuro de los clientes además de evitar fuertes pérdidas económicas a las empresas.

 

Técnicamente, el “Big Data” es un proceso que consiste en la incorporación de grandes cantidades de información provenientes de fuentes estructuradas (sistemas de información y bases de datos) y no estructuradas (redes sociales), para analizarlas mediante algoritmos y sistemas cognitivos que permiten determinar patrones de comportamiento para apoyar la toma de decisiones.

 

En este contexto, es evidente que las empresas consideran imprescindible recopilar el mayor número de datos posible con el objetivo de conocer mejor a sus clientes y poder así sacar conclusiones pertinentes que harán que la firma consiga los mejores resultados económicos posibles. ¿Pero está ocurriendo esto realmente?

 

Son muchos los estudios que parecen indicar que no y que nos recuerdan que en definitiva, las empresas que triunfan no son las que tienen muchos datos, sino las que saben qué hacer con ellos. Hasta ahora, la gestión se ha basado, esencialmente, en la experiencia y pericia de los dirigentes de las compañías. En muchos casos, las estrategias de negocio se fundamentaban en un modelo de ‘ensayo y error’.

 

Poco a poco, fueron apareciendo herramientas cuantitativas, capaces de realizar predicciones mediante técnicas prospectivas. Pero las estrategias siguen estando determinadas, en su mayor parte, por las elecciones personales de los gestores.

 

El “Big Data” supone una auténtica revolución, puesto que comporta la posibilidad de apuntalar todo el proceso de toma decisiones a través de la cuantificación, interpretación y análisis de la interacción de los clientes, los datos generados por los usuarios a través de dispositivos móviles y los registros realizados mediante sensores en un mundo cada vez más orientado hacia el denominado “Internet de las Cosas”.

 

El llamado “Internet de las cosas”, un fenómeno de conexión de todo con todo, está disparando las cantidades de información accesibles. El análisis de tantos datos procedentes de coches conectados, hogares “inteligentes” o la tecnología “ponible” (pulseras, camisetas, relojes) requiere procesos mucho más complejos que los tradicionales, con la combinación de numerosas variables que pueden dar nuevas claves en la interpretación de la realidad.

 

Todos estos datos serán capaces de conformar una visión del cliente, permitiendo identificar fraudes, oportunidades de negocio, demandas del consumidor, etc. La tecnología “Big Data” permitirá tomar decisiones estratégicas basadas en datos y, por tanto, con menor riesgo. Conociéndolos de antemano, las empresas pueden anticiparse y orientar su toma de decisiones y la relación con los clientes.

 

Tu opinión nos interesa

Nombre:  *
Email:  * (No será publicado)
Comentario:  *

No hay ningún comentario, sé el primero en comentar!