Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. ¿ Estas de acerdo en continuar ?

902 033 733
Área Privada

Canal Estrategia

La revolución de las FinTech y la importancia de la seguridad

0 comentarios
martes, 19 de abril de 2016
La revolución de las FinTech y la importancia de la seguridad

El FinTech ha llegado para cambiar la forma en que entendemos el sector financiero. El avance tecnológico y el cambio en las preferencias de los consumidores, explicado en gran medida por la transición generacional hacia los nativos digitales y "millenials", han propiciado una nueva revolución de los servicios financieros. Este salto del "banco real al banco virtual" presenta un amplio número de ventajas para los consumidores; desde la comodidad de poder realizar la gestión sin necesidad de salir de casa, pasando por la agilidad en la tramitación.

   

Otro de los motivos por los que el FinTech ha obtenido tanta popularidad rápidamente, viene explicado porque la tecnología se ha colado en nuestro día a día a nivel general, especialmente con el uso del Smartphone. Todos de alguna manera hemos sucumbido a las ventajas que presenta la tecnología, que facilita nuestras vidas, ofreciendo desde actividades de ocio hasta cambiando la forma en que accedemos a financiación. 

 

Las FinTech están creciendo por dos cuestiones básicas: la primera, acompañar al cliente en su transformación digital, que ha pasado de ser un mero consumidor a ser protagonista y responsable del qué hacer con su dinero y cómo gestionarlo. La segunda es que curiosamente, los usuarios están confiando más en estas nuevas empresas que en su banco tradicional, sobre todo las nuevas generaciones. De hecho existen estudios que han puesto de manifiesto el mayor nivel de confiabilidad del mercado en las FinTech respecto de la banca y, aún más sorprendente, una menor tendencia al abandono.

 

Dentro de estas nuevas FinTech está el grupo de las empresas dedicadas a la Gestión de Finanzas Personales (PFM) como Fintonic, una las más conocidas en España, aunque también entidades tradicionales han sacado su línea de negocio en esta área. Estas nuevas empresas dan al consumidor la oportunidad de ser él por primera vez quien controla sus finanzas y no las entidades financieras, pero quizá la brecha de estas nuevas aplicaciones pueda estar en la inversión en seguridad.

 

En este sentido, las aplicaciones como Fintonic  trabajan con datos muy importantes, pueden ver a quién pagamos y cuánto pagamos. Hay que tener en cuenta que no sólo saben el dinero que tienes, sino que conocen en qué y cuándo te lo gastas. Por ello, estas aplicaciones están generando diversas opiniones. Algunos creen que tienen problemas de seguridad, otros que se trata de un timo… y unos terceros, y cabe decir que la mayoría, opinan que se trata de unas aplicaciones útiles, sencillas y simples, sin grandes pretensiones pero efectivas y eficientes.

 

Saber si este tipo de aplicaciones son fiables es una de las preguntas que se hace mucha gente cuando se dispone a descargarlas. Les estamos dando nuestros datos financieros y por lo tanto tenemos que pedir a cambio que nos ofrezca seguridad. La mayoría de las opiniones sobre las aplicaciones para finanzas personales que hemos podido leer en páginas y sitios de descarga son bastante positivas. Sin embargo, llama bastante la atención que un buen número de las opiniones más críticas hagan referencia a los mismos temas: la cuestión de la seguridad.

 

Sin duda alguna si nos vamos a descargar una aplicación en la que vamos a dar acceso a nuestros datos financieros, siempre es bueno saber quien hay detrás y por supuesto analizar si nos conviene dar esta información a terceras personas. ¿Parece excesivo? No lo es, teniendo en cuenta que la mayor filtración de datos de la historia, los famosos “papeles de Panamá”, que seguirán dando que hablar durante meses, fueron filtrados por un hacker, según asegura la firma. Lo cierto es que los hackers son cada vez más hábiles, y es que siempre es bueno ver si nos interesa o no este tipo de aplicaciones, ya que aunque son bastante útiles, tenemos que valorar si serán seguras para nosotros, puesto que todo el mundo tiene diferentes niveles de seguridad.

 

Por último, cuando nos descargamos este tipo de aplicaciones, siempre conviene llamar a su centro de atención al cliente y que un operador de la marca nos explique qué protocolos de seguridad establecen para nuestros datos, ya que si les vamos a dar acceso es bueno saber qué van a hacer con ellos y cuál es su forma de protegerlos.

Tu opinión nos interesa

Nombre:  *
Email:  * (No será publicado)
Comentario:  *

No hay ningún comentario, sé el primero en comentar!