Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. ¿ Estas de acerdo en continuar ?

902 033 733
Área Privada

Canal Estrategia

Las empresas españolas ante el BYOD

0 comentarios
viernes, 03 de enero de 2014
Las empresas españolas ante el BYOD

Cada vez es más frecuente el uso de dispositivos móviles personales en las empresas para asuntos relacionados con el trabajo. Es el fenómeno conocido como BYOD (Bring Your Own Device) o, traducido al español, trae tu propio dispositivo.

 

Pero con esta práctica, se observa, también, un aumento en el número de incidentes de seguridad TI relacionados con smartphones y tablets.

 

A pesar de ello, y por el momento, la mayoría de las empresas no tiene planes de limitar el uso de los dispositivos móviles personales y sólo un 12% de las españolas tiene completamente implementadas políticas de seguridad en dispositivos móviles dentro de sus redes corporativas.

 

Estas son algunas de las conclusiones del estudio “Global Corporate IT Security Risks 2013” que B2B International ha llevado a cabo entre empresas de todo el mundo, en colaboración con Kaspersky Lab.

 

El 85% de las empresas españolas permite a sus empleados utilizar sus propios dispositivos en el trabajo, sin ningún tipo de protección, y el 63% lo seguirá permitiendo en un futuro. Sólo un 9% planea restringir el denominado BYOD como medida de seguridad.

 

Esta permisividad choca con la preocupación que, por lo general, tienen las compañías ante el BYOD, ya que las cifras muestran que el 61% de las empresas españolas creen que este fenómeno supone un riesgo para la seguridad de su negocio y un 62% está preocupado por la seguridad de los dispositivos personales de sus empleados. 

En realidad, los smartphones y tablets de los empleados de las empresas españolas están suponiendo un riesgo a la hora de proteger sus datos críticos. 

 

El 17% de las pérdidas de información corporativa viene de dispositivos móviles ajenos a la empresa; el 5% proviene del robo o pérdida de los teléfonos de los empleados; el 9% de fugas de información vía SMS, email, etc.; y, el 3% del robo o pérdida del dispositivo móvil por parte de terceros.

 

Para evitar los riesgos del BYOD, las empresas tienen dos opciones: bien crear restricciones de uso de estos dispositivos personales o bien implementar una solución de gestión y seguridad robusta.

 

Parece que optar por las medidas de restricción no protegerían con total garantía a la compañía, teniendo en cuenta que estas normas se pueden infringir y crean dificultades adicionales en las comunicaciones de los empleados.

 

La segunda de las opciones sería el uso de políticas de seguridad TI para estos dispositivos, que deberían contener la protección antimalware y spyware, cifrado de datos, así como función remota de eliminación de datos.

 

Sin embargo, esto suele ser una excepción. En España, el 41% de los encuestados aseguró que sus empresas cuentan con una política, pero no está desarrollada del todo, el 32% planea implementarla y el 17% no tiene estas medidas ni planea desarrollarlas.

Tu opinión nos interesa

Nombre:  *
Email:  * (No será publicado)
Comentario:  *

No hay ningún comentario, sé el primero en comentar!