Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. ¿ Estas de acerdo en continuar ?

902 033 733
Área Privada

Canal Estrategia

Los principales fraudes con tarjeta bancaria y la importancia de la prevención

0 comentarios
viernes, 06 de mayo de 2016
Los principales fraudes con tarjeta bancaria y la importancia de la prevención

El fraude es el delito más temido por las entidades bancarias y financieras, ya que es el delito más extendido en el mundo y el más difícil de detectar, investigar y penalizar, debido a que los estafadores emplean técnicas cada vez más sofisticadas que les permiten actuar sin mayores inconvenientes y sin ser detectados. Las modalidades son tan variadas que van desde las más sencillas e ingenuas hasta las más sofisticadas, usando todos los medios disponibles, como los avances de la tecnología.

 

El riesgo operativo, reputacional y la imagen corporativa de las entidades financieras se ven afectados severamente a causa del fraude y, aunque el coste total de estos ataques es difícil de concretar, no cabe duda de que supone cuantiosas pérdidas económicas a las diferentes entidades. Por otro lado, el fraude ha encarecido el coste del crédito, provocando que bancos y entidades financieras tengan que cobrar mucho más por intereses de préstamos, ya que deben proteger sus capitales ante el peligro de fraude.

 

En  el  sistema  financiero  deben  realizarse  todos  los  esfuerzos  posibles  para  reducir  este peligro. Contar con unos buenos sistemas de detección y prevención del fraude es algo imprescindible para las entidades financieras, no sólo por un tema de reputación, si no que además, podrían ahorrarles cifras millonarias y de ese modo ofrecer mejores servicios a sus clientes. Dentro de los principales delitos bancarios destacan:

 

1. Pérdida o robo de la tarjeta: Sucede cuando una persona hace uso de una tarjeta que ha sido olvidada o robada, fingiendo ser el titular.

 

2. Duplicado de tarjeta o skimming: El duplicado se realiza y se codifica sin el permiso de la compañía bancaria. La mayoría de los casos implican la copia de la información de la banda magnética de una tarjeta genuina sin el conocimiento del titular.

Este fraude es muy difícil de detectar hasta que los cargos inexplicados aparecen en los estados de la cuenta.

 

3. Robo de datos: Ocurre cuando roban la información de la tarjeta durante una transacción o por medio de un recibo y lo utilizan para hacer compras a distancia, principalmente por teléfono o a través de Internet.

 

4. Robo de la tarjeta antes de la entrega al titular: Este fraude se produce cuando una tarjeta es sustraída antes de llegar al domicilio del titular, generalmente ocurre cuando la entidad financiera envía la tarjeta por correo y no cuenta con los elementos eficaces de acuses de recibo.

 

5. Cambio de identidad en tarjetas. Existen dos tipos:

 

a) Fraude de uso: Este delito se produce cuando un criminal roba documentos, como estados de cuenta, y los utiliza para abrir una cuenta nueva a nombre de la víctima.

 

b) Toma de posesión de la cuenta: Con este fraude un estafador utilizará datos personales del titular para solicitar al banco que dirija pagos a otra parte.

 

Los bancos deben concentrarse en el análisis de los vínculos sociales de los clientes, el análisis del retorno de la inversión en seguridad y la mejora de plataformas de seguridad tecnológica que brinden mayor certeza a los clientes. Incorporar herramientas online que utilicen los datos de las diferentes transacciones para poder detectar irregularidades en la información,  acceder a ficheros con la finalidad de prevenir el fraude a través de suplantaciones de identidad en la solicitud de operaciones, así como compartir información entre las entidades financieras, mejora sus resultados y puede repercutir en beneficios para el cliente.

Tu opinión nos interesa

Nombre:  *
Email:  * (No será publicado)
Comentario:  *

No hay ningún comentario, sé el primero en comentar!