Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. ¿ Estas de acerdo en continuar ?

902 033 733
Área Privada

Canal Estrategia

Los tres dilemas del comercio futuro: móvil vs tarjeta; reloj vs móvil y compra online frente a compra física

0 comentarios
martes, 06 de septiembre de 2016
Los tres dilemas del comercio futuro: móvil vs tarjeta; reloj vs móvil y compra online frente a compra física

El comercio futuro se enfrenta a tres dilemas: el pago por móvil frente al pago por tarjeta, el pago por reloj o smartwatch, frente al pago por móvil y la compra online frente a la compra física.

 

¿Qué medio de pago predominará dentro de diez años? No lo sabemos. Tal vez uno distinto que aún no conocemos. En cualquier caso, es un proceso que no es nuevo: las tarjetas ya le han comido la tostada al dinero físico y han provocado más de un debate sobre la desaparición de los billetes.

 

En esta línea, las tarjetas podrían tener sus días contados. Es fácil imaginar que el pago por móvil terminará por reemplazar a las Visa, Marstercard, Amex, etc. Ahora bien, antes de lograrlo debe solucionar algunos problemas. El más inmediato, que todos los ‘smartphones’ deben ser compatibles, es decir, se tiene que poder hacer con todos los sistemas operativos, incluidos los menos extendidos.

 

El proceso de pago con un reloj es muy similar al que se hace con una tarjeta sin contacto o teléfono móvil en los terminales de punto de venta NFC. Solamente hay que acercar el reloj al terminal y entre ellos se produce una comunicación que permite el pago. El servicio es totalmente configurable, pero lo normal es que se incluya un límite al importe de la compra. Por debajo de este, el cliente podrá pagar sin necesidad de PIN solamente con el reloj. Si se excede, se deberá introducir el PIN. Respecto a la seguridad, la mayoría de estos dispositivos cumplen con los mismos estándares que las tarjetas de crédito convencionales. La tecnología integrada permite, además, funcionar como una tarjeta de débito para retirar efectivo en cajeros o hacer transferencias electrónicas.

 

Según las principales entidades financieras y Visa, pagar con el teléfono móvil en un comercio, con la pulsera o con el reloj, no solo es tan seguro como hacerlo con una tarjeta tradicional, sino que lo es incluso más. Sin embargo, varias pruebas y estudios han demostrado que son mucho más inseguras de lo que parecen.

 

Expertos en seguridad consiguieron pagar en un TPV en Madrid con una tarjeta de crédito 'contactless' ubicada en Nueva York, a más de 8.000 km. Por otro lado, demostraron en diversas conferencias de seguridad informática cómo una 'app' maliciosa en el móvil, con capacidad para "leer" de forma inalámbrica los datos de nuestra tarjeta, podría robarlos, por ejemplo, si móvil y tarjeta estuviesen en el mismo bolsillo. Después, la 'app' mandaría los datos a otro 'smartphone', desde el que se pagarían compras por cantidades que no necesitan PIN.

 

 

 

Tu opinión nos interesa

Nombre:  *
Email:  * (No será publicado)
Comentario:  *

No hay ningún comentario, sé el primero en comentar!