Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. ¿ Estas de acerdo en continuar ?

902 033 733
Área Privada

Canal Estrategia

Prevención y detección del fraude y Ciberseguridad, claves en la transformación digital de la industria de servicios financieros

0 comentarios
martes, 21 de noviembre de 2017
Prevención y detección del fraude y Ciberseguridad, claves en la transformación digital de la industria de servicios financieros

Todas las empresas afrontan en estos momentos el reto de su transformación digital, un proceso complejo, con implicaciones en la estructura de una compañía, en la cultura corporativa y en la forma de relación con el cliente, y que se hace posible a través de las nuevas tecnologías. El sector financiero español ha dejado ya atrás los peores momentos de la crisis siendo la transformación digital una de las grandes claves que determinarán el futuro de la banca y los seguros.

 

De hecho, según IDC Research España, la banca invertirá en 2018 entre un 10% y un 24% de su presupuesto TI en proyectos de transformación digital. El 62% de las empresas de servicios financieros extenderán la cadena de valor del cliente más allá de los servicios tradicionales, con el objetivo de aumentar la base de clientes.

 

En el panorama actual, tan sólo el 35% de las empresas españolas están preparadas o tienen planes sólidos para cumplir con el Reglamento general de protección de datos de la UE (GDPR), el 38,1% de las instituciones financieras perciben las fintech o insurtech como una posibilidad adicional de colaboración en vez de como competidores y el 30% ven la nueva normativa europea en el área de pagos como precursor de Open Banking, únicamente por cumplimiento normativo.

 

La prevención y detección del fraude y Ciberseguridad son las claves en la transformación digital de la industria de servicios financieros,  ya que ésta está provocando un impacto significativo en la forma que la banca y los seguros realizan sus procesos de mejora de la experiencia del usuario, la generación de pagos, la banca corporativa, la confianza digital y la agilidad y eficiencia.

 

Detección rápida y respuesta son las claves para una nueva aproximación proactiva a la seguridad, en vez de reactiva (como venía siendo en el pasado). El Big Data abre infinidad de oportunidades para cualquier sector, pero hay tres que se perfilan con mucha más fuerza en el panorama actual:

 

El contacto rápido con los clientes para verificar transacciones sospechosas, lo que se puede realizar en tiempo casi real.

 

El uso de modelos predictivos para detectar operaciones fraudulentas, cada vez más afinados y efectivos.

 

El seguimiento del comportamiento de pago sobre el 100% de transacciones, al disponer de una mejor trazabilidad y fuentes de datos más diversas.

 

Las aplicaciones más frecuentes del Big Data son los modelos predictivos para evitar el fraude, y el seguimiento y análisis de comportamientos de usuarios para la gestión del riesgo crediticio.

 

 

Tu opinión nos interesa

Nombre:  *
Email:  * (No será publicado)
Comentario:  *

No hay ningún comentario, sé el primero en comentar!