Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. ¿ Estas de acerdo en continuar ?

902 033 733
Área Privada

Canal actualidad

Cuando la tecnología es el mejor aliado para prevenir el fraude documental

0 comentarios
jueves, 14 de marzo de 2019
Cuando la tecnología es el mejor aliado para prevenir el fraude documental

No os descubriremos nada nuevo si os decimos que hoy en día vivimos en la era de los datos y que estos se han convertido en un bien preciado para las organizaciones de todo el mundo. Por eso, el flujo de transmisión de estos es cada vez más alto y conlleva distintos peligros en cuanto a la seguridad, como el fraude.


Al igual que el robo de identidad, la falsificación documental es considerada como un grave problema que causa enormes perjuicios tanto a particulares como a empresas e instituciones. Según la Oficina Europea de Estadística (Eurostat), España es el país de la Unión Europea con más víctimas de robo de identidad registradas, lo que supone el 7% de los internautas. De igual modo, el 4% ha sufrido pérdidas financieras en los últimos 12 meses debido al mal uso de los datos de su tarjeta o por la obtención fraudulenta de sus datos bancarios (phishing). Mientras tanto, en EE.UU, 1,5 millones de personas padecieron robos de identidad durante los procesos de gestión bancaria, lo que supone el 7,5% de los habitantes mayores de 16 años de este país, según un estudio de Statistic Brain Research Institute. Además, la democratización de la tecnología y el avance de los programas de edición multimedia hacen posible que las falsificaciones resulten cada vez más imperceptibles para el ojo humano, simplificando la manipulación de documentos.


Si a esto le sumamos que cada vez más los usuarios y clientes no tienen que estar presentes físicamente a la hora de la contratación de nuevos productos y servicios, la probabilidad de que la manipulación documental –esto es, la modificación de datos en documentos de identidad u otro tipo de archivos– acabe en fraude, aumenta. Fruto de una encuesta realizada a más de 100 directores de fraude, el informe de TransUnion revela que la amenaza de fraude en las organizaciones está en aumento. De hecho, el 76% de los responsables de fraude ya han experimentado o esperan sufrir una gran brecha de seguridad en los próximos 12 meses.


Entidades financieras y aseguradoras, las organizaciones más expuestas


Aunque el proceso de onboarding digital –registro de clientes online para acceso remoto a productos y servicios, por ejemplo, financieros– aporta grandes beneficios para los clientes y las empresas, como la comodidad de compra y la capacidad para llegar a un mayor público, también conlleva riesgos de seguridad en cuanto a la verificación del usuario y al fraude asociado a la manipulación de documentos, ya que no es necesario que el usuario esté presente ni entregue de manera física dicha documentación.


Por ese motivo, compañías como las aseguradoras o los bancos -que trabajan diariamente con miles de documentos (documentos de identidad, partes de accidente, fotografías, etc)- necesitan mecanismos biométricos para la verificación del usuario de forma remota y soluciones para garantizar la autenticidad de los archivos que reciben en un proceso digital.


Técnicas y tecnologías para proporcionar seguridad documental


En los últimos años, el ámbito de investigación centrado en técnicas de ocultación de información y seguridad multimedia ha ganado en madurez y reconocimiento. Cada vez son más las empresas y las personas conscientes de la gran cantidad de información sensible disponible en la red y de la necesidad de proteger esos datos. Ahora, esa investigación e innovación tecnológica se transforma en soluciones avanzadas para poder ayudar a las empresas a proteger archivos multimedia (entre los que se encuentran vídeo, imagen y audio) y así garantizar su seguridad.

 

Técnicas como el digital watermarking (o “marca de agua digital” oculta) permiten, por ejemplo, poner de manifiesto el uso ilícito de un servicio digital por parte de un usuario no autorizado; asimismo, el uso de técnicas de forensía multimedia, Inteligencia Artificial, Machine Learning, etc. hacen posible la detección de manipulaciones y falsificaciones de manera más rápida y sencilla.


Estas herramientas constituyen ya una necesidad real para empresas e instituciones, debido a la democratización de software de edición de documentos digitales, que hace que las falsificaciones de gran calidad estén al alcance de cualquiera y sean cada vez más imperceptibles.


Fuente:Gradiantblog

 

 

Tu opinión nos interesa

Nombre:  *
Email:  * (No será publicado)
Comentario:  *

No hay ningún comentario, sé el primero en comentar!