Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. ¿ Estas de acerdo en continuar ?

902 033 733
Área Privada

Canal actualidad

La biometría se convierte en elemento clave para prevenir el fraude

0 comentarios
martes, 02 de junio de 2020
La biometría se convierte en elemento clave para prevenir el fraude

El mundo digital avanza cada vez de forma más rápida. Esta gran aceleración también implica que aparezcan nuevos peligros asociados a la digitalización de las que muchas veces los usuarios y las empresas no son del todo conscientes. De hecho, el 54% de las empresas españolas asegura haber sufrido algún tipo de fraude económico en los últimos dos años según se desprende de un informe de PwC, en el que también se destaca que los delitos derivados de los ciberataques van a ir ganando peso significativamente durante los próximos dos años.

 

Para frenar estos ataques de fraude, las empresas deben aumentar las medidas de seguridad y reforzar los sistemas de autenticación de clientes en todos los canales de comunicación y puntos de acceso donde los clientes deben introducir sus datos de usuario y verificar su identidad. Un control de seguridad que simplemente te envíe un SMS al móvil tras introducir los datos de acceso es fácilmente hackeable y ya no es suficiente; ahora es necesario que la autenticación sea múltiple e incorpore algo que el cliente no tenga que recordar y no se pueda transmitir, algo inherente al cliente cómo su propia voz, su comportamiento, su huella dactilar o su rostro y para ello las empresas tienen que invertir en la única tecnología que puede ayudar en este aspecto: la biometría.

 

La biometría como herramienta para prevenir el fraude

 

Las pérdidas anuales por fraude a través de pagos en los canales digitales provenientes de todo tipo de operaciones financieras alcanzarán los 48.000 millones de dólares para 2023. Así lo afirma un estudio de Juniper Research, donde también se señala que uno de los factores principales detrás de estas pérdidas será el alto nivel técnico de las brechas de seguridad que roban información sensible.

 

Los consumidores son cada vez más vulnerables al fraude porque los ciberatacantes están utilizando técnicas más complejas y difíciles de detectar. Partiendo de la base de que la biometría es uno de los sistemas más seguros que existen y de que previene y detiene en gran medida el fraude, esta tecnología minimiza la posibilidad de sufrir cualquier ataque, evalúa cientos de particularidades únicas del usuario y ofrece una mayor velocidad en el acceso a los dispositivos.

 

La biometría de voz es tremendamente más difícil de vulnerar que cualquier otro sistema biométrico. Es capaz de usar la voz de una persona para validar su identidad y evitar cualquier tipo de fraude.


Fuente: Revista Byte.

Tu opinión nos interesa

Nombre:  *
Email:  * (No será publicado)
Comentario:  *

No hay ningún comentario, sé el primero en comentar!