Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. ¿ Estas de acerdo en continuar ?

902 033 733
Área Privada

Canal actualidad

Los consumidores españoles son los más conectados de Europa y los más preocupados por el fraude

0 comentarios
jueves, 26 de abril de 2018
Los consumidores españoles son los más conectados de Europa y los más preocupados por el fraude

Internet ha hecho posibles cosas que hace solo dos décadas parecían inimaginables, como la banca online o la tecnología que conecta y hace más eficientes los hogares, pero a su vez ha provocado la aparición de nuevos retos, como la ciberseguridad o la privacidad. Así queda reflejado en la tercera edición del informe The European connected consumer: a life lived online, impulsado por la firma de servicios legales Osborne Clarke, que analiza los hábitos de los consumidores de Bélgica, Francia, Alemania, Italia, Holanda, España, Suecia y Reino Unido en materia digital.

 

Los españoles son los consumidores más preocupados por el fraude (87%), 17 puntos más que en la anterior edición del estudio, en 2016. Por su parte, suecos, holandeses e italianos son los que menor preocupación muestran al respecto (71%, 73% y 79%, respectivamente). Los problemas de seguridad (85%) y compartir demasiados datos personales (82%) son las otras dos grandes preocupaciones de los consumidores en España si el pago por móvil acabase sustituyendo al efectivo.

 

En comparación con los datos de la edición anterior, en España ha aumentado considerablemente (45 puntos) la inquietud por parte de los usuarios a que la tecnología falle cuando no exista el efectivo, siendo el país junto con Alemania (ambos 75%) más preocupado por este asunto, por encima de la media europea (66%).

 

En cuanto a aspectos de seguridad del dispositivo, pese al enorme crecimiento de la tecnología móvil, los españoles, al igual que el resto de Europa, siguen siendo tradicionales y prefieren el uso de contraseña (60%) o huella digital (56%) como método de desbloqueo en lugar de otras fórmulas más sofisticadas, como el escáner de ojo (34%), el reconocimiento de voz (28%) o el reconocimiento facial (26%). Sin embargo, el lanzamiento de dispositivos que generalizan estas tecnologías de reconocimiento hace prever el crecimiento de su aceptación en próximos años.

 

España, de nuevo, el país más conectado

 

Al igual que en la edición anterior del informe, España se sitúa entre los países más conectados de Europa, con 58 puntos de 64, la misma puntuación que Italia, en los ocho apartados investigados: uso de aplicaciones de salud, consultas virtuales de salud, conocimiento de la impresión en 3D, uso de la impresión en 3D en casa, uso de asistentes digitales, conocimiento de la realidad aumentada, uso de la realidad aumentada y uso de conocimientos sobre derechos como consumidores.

 

¿Ha muerto el efectivo?

 

Las predicciones sobre la muerte del efectivo como primer medio de pago vienen siendo habituales desde hace algunos años. De acuerdo con el Stockholm’s KTH Royal Institute of Technology, Suecia podría convertirse en el primero sin efectivo en 2030, año en el que también se prevé que los pagos biométricos, a través de la huella digital, desplacen definitivamente al pago en efectivo, de acuerdo con el Electrical and Electronics Engineers.

 

Sin embargo, a pesar del avance de estos medios de pago, el análisis realizado en The Connected Consumers muestra el aumento de la preocupación en los consumidores europeos si el pago por móvil sustituyera por completo al pago con efectivo, en especial en relación al fraude (81%) y a posibles brechas de seguridad (80%).

 

La integración de la inteligencia artificial en el hogar es cada vez mayor, la llegada de los asistentes digitales de la mano de grandes compañías como Google o Amazon ha aumentado el uso de esta tecnología por parte de los consumidores europeos. A pesar de su crecimiento, estamos lejos de un uso generalizado, ya que de media sólo un 18% de los europeos emplea asistentes digitales en sus casas. Por países, Italia (29%) y España (24%) son los que tienen esta tecnología más implantada, siendo los consumidores más jóvenes, entre 18 y 34 años, los que más lo utilizan.


Fuente: Confilegal.com

Tu opinión nos interesa

Nombre:  *
Email:  * (No será publicado)
Comentario:  *

No hay ningún comentario, sé el primero en comentar!