Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. ¿ Estas de acerdo en continuar ?

902 033 733
Área Privada

Canal Basics

Banca 4.0: un escenario digital y disruptivo, pero seguro

0 comentarios
jueves, 04 de julio de 2019
Banca 4.0: un escenario digital y disruptivo, pero seguro

Acercarse al cajero y que éste, mediante el reconocimiento facial, sepa quién eres y te muestre los movimientos más recientes de la cuenta corriente o sugiera, en un menú táctil, las operaciones más habituales que realizas, parece que es el comienzo de una novela futurista, pero lo cierto es que la tecnología digital y disruptiva ha venido para quedarse, y mucho más en el sector bancario y en las entidades financieras.


Con frecuencia escuchamos que nos encontramos en la era de la transformación digital; pero lo cierto es que, sin darnos cuenta, lo que estamos atravesando es un camino sumergido en AI (Inteligencia Artificial), minerías de datos (también llamado big data), machine learning y otros cuantos conceptos más.


Algunos países de nuestro entorno ya han eliminado las monedas y billetes físicos; y otros muchos le han puesto fecha de caducidad. Esto hace prever que todas las transacciones pasarán a ser digitales, una medida que conllevará un mayor control de las operaciones y, por lo tanto, una mayor eficacia en la lucha contra el fraude y la economía sumergida.


Cuando este nuevo escenario llegue a nuestro país, la banca se habrá transformado con respecto a cómo la conocemos hoy. El acceso a la tecnología y la conectividad determina un nuevo modelo de comunicación entre la entidad y el cliente, que influye directamente en cómo se consume la información y se realizan transacciones financieras, entre otras cosas.


Soluciones de seguridad


Al igual que otros muchos sectores, la banca 4.0 ya es una realidad y la mayoría de las entidades ya están desarrollando proyectos de transformación digital, mejorando la experiencia del cliente e interactuando con él, tanto físicamente en las oficinas como online a través de aplicaciones y banca online.


En los próximos años es probable que los cajeros pasen a ser oficinas virtuales atendidas remotamente e integren alguna de las tecnologías que se han adentrado en nuestra vida cotidiana. Entre ellas se encuentran la analítica avanzada, la inteligencia artificial, los servicios cognitivos, el IoT (Internet de las Cosas), el blockchain o las API (open banking), que permitirán a empresas, startups y desarrolladores lanzar nuevos productos y servicios, incorporando en las aplicaciones, con el permiso de los clientes, los datos bancarios.


Todo ello siendo capaces de operar en esta transición tecnológica de manera dual, integrando las necesidades de los nativos digitales (también llamados millennials) y de las personas de generaciones posteriores y seniors, que se están incorporando a la revolución tecnológica y superando su resistencia al cambio.


Un futuro cada vez más digital, pero seguro


Quizás las sucursales bancarias pasen a ser puntos de encuentro y reunión para la gestión y asesoramiento de activos financieros, donde la seguridad vaya bajo el brazo de la estética y la tecnología. Serán espacios donde las cámaras, además de su función de seguridad incorporen nuevas utilidades, como averiguar el número de personas que entran en una sucursal, controlar el aforo, detectar qué clientes entra a informarse o a comprar productos financieros, etc. Estamos hablando de dispositivos tecnológicos de última generación que las entidades pueden utilizar en exclusiva para su venta en su red de oficinas.


En este nuevo contexto, la banca y el retail se entrecruzarán en la venta de algunos productos y también en materia de seguridad tecnológica. La banca seguirá requiriendo profesionales especializados en su negocio que posean CRA y centros de operación remota que gestionen servicios únicamente para el sector. En estas plataformas no sólo se centraliza la seguridad, sino también se monitoriza y analiza toda la información de los sistemas para detectar cualquier desviación de seguridad y dar la voz de alarma cuanto antes.


En cuanto a los empleados, los accesos y las salidas de las oficinas serán muy similares a los actuales, si bien se incorporarán soluciones de seguridad biométrica en la gestión de los controles de acceso o con servicios embebidos en los propios dispositivos móviles.


Toda esta oferta integral de seguridad y tecnología deberá estar avalada por sistemas que transmitan la información mediante redes de comunicaciones securizadas al máximo. El sector tiene el gran reto de protegerse, prevenir y monitorizar sus redes y sistemas para evitar ataques cibernéticos que vulneren su integridad y la de sus clientes. En este sentido, sólo las grandes compañías con el potencial y la experiencia de ofrecer continuamente soluciones innovadoras de seguridad y tecnología son capaces de garantizar la integridad a las entidades bancarias y dar una respuesta rápida y eficaz a sus necesidares.


Fuente: Cuadernos de Seguridad.

 

Tu opinión nos interesa

Nombre:  *
Email:  * (No será publicado)
Comentario:  *

No hay ningún comentario, sé el primero en comentar!