Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. ¿ Estas de acerdo en continuar ?

902 033 733
Área Privada

Canal Basics

En el 99 por ciento de los casos de fraude es imposible recuperar el dinero

0 comentarios
martes, 20 de noviembre de 2018
Expertos en ciberseguridad advierten en la Pola de la importancia de la prevención para evitar ataques o engaños a las empresas vía Internet
En el 99 por ciento de los casos de fraude es imposible recuperar el dinero

La capacidad de respuesta ante un fraude en Internet es mínima, por lo que la prevención se convierte, sin duda, en el pilar fundamental para luchar contra estos ataques, que suelen estar movidos casi siempre por motivos económicos. Esa es la principal conclusión de la mesa redonda "Monitorizar o morir", , que se celebró ayer en el auditorio de la Pola dentro de las II Jornadas de Ciberseguridad de Siero. El jefe del grupo de Delincuencia Económica y Tecnológica de la Comisaría de Gijón, Miguel Ángel Gil Ruiz, señalaba que, "una vez que se produce el fraude, en el 99 por cierto de los casos es prácticamente imposible recuperar el dinero".

 

La mayoría del dinero defraudado se va a cuentas del extranjero, con lo cual hay un problema jurisdiccional. La Policía tiene dificultad para pedir datos bancarios a países extranjeros y, en muchos casos, debe solicitarlo por vía judicial, y las investigaciones se demoran mucho tiempo. Por eso es tan importante la prevención.

 

Aparte de estos fraudes, hay muchas posibilidades de ataques a las empresas, que pueden tener consecuencias graves si no se frenan. Las empresas deben tener una visión global de la seguridad, con medidas técnicas suficientes, procedimientos sólidos en los que quede todo controlado y algún soporte externo de una empresa especializada que pueda garantizar que se resuelvan dudas y problemas. Si las empresas no están atentas y se fían de sus sistemas de seguridad básicos, pueden ser más vulnerables a los ataques.

 

Otra cuestión importante es el control del trabajo de la propia plantilla, que puede presentar problemas relativos a la privacidad de los empleados.

 

Carlos García Barcala, experto en Derecho Laboral del bufete Garrigues, explicaba que las empresas pueden limitar el uso de ordenadores y dispositivos, de tal manera que los empleados se ciñan estrictamente al ámbito laboral, pero este límite solo estará amparado por la ley si se advierte explícitamente de su existencia a la plantilla. La empresa ha de advertir a los empleados de que están monitorizados y que utilizar los medios de la empresa para fines privados tendría consecuencias. Si no hay advertencia, no tendrá el amparo de la ley en caso de despidos o sanciones.

 

Fuente: La Nueva España

 

Tu opinión nos interesa

Nombre:  *
Email:  * (No será publicado)
Comentario:  *

No hay ningún comentario, sé el primero en comentar!