Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. ¿ Estas de acerdo en continuar ?

902 033 733
Área Privada

Canal Basics

Pago con teléfono móvil; todo lo que necesitas saber

0 comentarios
jueves, 17 de enero de 2019
Pago con teléfono móvil; todo lo que necesitas saber

Uno de los objetivos fundamentales de la tecnología es hacer que nuestra vida sea lo más fácil posible, proponiendo nuevas soluciones a problemas del día a día. Uno de ellos es el pago a través de aplicaciones, una característica que lleva años con nosotros, aunque aún no ha terminado de calar en el gran público.

 

El móvil se ha convertido en una herramienta imprescindible, y cada vez más recurrida, para hacer compras, pero las dudas se mantienen, e incluso se incrementan, a medida que esta nueva técnica se implanta en nuestro día a día. ¿Es seguro pagar con el móvil?; ¿en qué establecimientos puedo utilizar este método?; ¿cómo funciona? ¿Con qué app puede pagar?

 

Una de las primeras preguntas que nos rondan la mente es si nuestro móvil es compatible para este tipo de pagos electrónicos. Aunque hoy en día la mayoría de los móviles de gama media/alta ya son aptos, los requisitos básicos son:

 

- Que sea compatible con la tecnología NGC (Casi todos los terminales de gama media-alta lo son).

 

- Tener descargada la aplicación móvil. Si tienes un iphone, la plataforma disponible para pagar es Apple Play; si posees un terminal Android, necesitarás instalar Android Pay. Pero además la compañía coreana Samsung dispone de su propia plataforma en su dispositivo, Samsung Pay, que cuenta con la lista más larga de bancos colaboradores por el momento.

 

- Poseer una tarjeta compatible para realizar pagos móviles.

 

A la hora de pagar, se permite en todos aquellos comercios que tengan un Terminal de Punto de Venta (TPV) contactless. Puedes fijarte directamente en si el datáfono del establecimiento posee este símbolo, que implica que sí admite pagos contactless. Una vez verifiques este dato, pagar será tan sencillo como acercar el móvil al terminal y concluir la compra.

 

Después de saber esto, tal vez la pregunta más importante es la referente a la seguridad. Muchos consumidores son reticentes a pagar con el móvil porque desconfían de la seguridad de la tecnología. Las tarjetas contactless ya están aceptadas por todos y prácticamente todo el mundo las utiliza. Sin embargo, adquirir algo con el móvil es más seguro que con este tipo de tarjetas. Para hacerlo es necesario desbloquear la pantalla del teléfono, por lo que un ladrón necesitará conocer su PIN, patrón, tener su huella dactilar o incluso su cara (si tiene activadas estas opciones). Además, hay protección para las víctimas de un fraude.

 

Uno de los grandes temores es perder el dispositivo móvil y pensar que cualquiera que lo haya cogido pueda realizar compras directamente con el teléfono, pero no es así. Cada vez que se quiera realizar un pago con él, y siempre que el pago supere los 20 euros, se solicitará automáticamente el número pin antes de efectuar el pago, o como segunda opción, se solicitará nuestra huella dactilar.

 

Otro de los miedos es que puedan efectuar pagos sin tu consentimiento a través de datáfonos que algunos pueden llevar en el metro o establecimientos públicos a fin de robarte en cantidades menores de 20 euros, ya que ahí no se solicita el pin. La manera de evitar este tipo de problemas es tan sencilla como desactivar la tecnología NFC tras realizar un pago.

 

Aun así, se debe ser precavido. Al igual que proteges tu cartera tradicional para proteger tu dinero y tarjetas, en el caso de que configures tu cartera virtual debes proteger tu móvil para que nadie más que tú pueda acceder a dicha cartera y no se realicen pagos sin tu consentimiento. Por ello debemos reforzar la seguridad de nuestro smartphone:

 

1.- Debes configurar la aplicación de forma correcta, es decir, debes prestar atención a las indicaciones e introducir los datos requeridos sin saltarte ningún paso. Esto evitará que haya errores en el proceso y que tengas que repetirlo.

 

2.- Establece un doble factor de autenticación para acceder a la cartera digital y realizar acciones con la aplicación tales como pagos o transferencias.

 

3.- Establece un bloqueo en el teléfono móvil, así evitarás que otras personas puedan acceder sin tu conocimiento.

 

4.- Otro factor de seguridad adicional es la activación de las notificaciones por SMS. De esta manera podrás controlar el uso que se hace de la tarjeta y detectar si hay algún movimiento que tú no hayas realizado.

 

5.- Utiliza los servicios «Encuentra mi dispositivo» en Android y «Busca mi iPhone» en iOS de Apple, para que en caso de robo o pérdida del móvil puedas borrar los datos de las tarjetas que hayas incluido en las carteras digitales, así como otra información personal que tengas almacenada.

 

6.- Por último, configura tu cartera digital para que al realizar pagos o transferencias, ésta solicite permiso para la activación del NFC, en el caso de Android. En iOS, esta opción por el momento no está disponible para el usuario, ya que Apple Pay es la única aplicación disponible para utilizar NFC.

 

Tu opinión nos interesa

Nombre:  *
Email:  * (No será publicado)
Comentario:  *

No hay ningún comentario, sé el primero en comentar!