Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. ¿ Estas de acerdo en continuar ?

902 033 733
Área Privada

Canal Basics

Vishing: el peligroso método de fraude bancario que no todos conocen

0 comentarios
jueves, 11 de enero de 2018
Vishing: el peligroso método de fraude bancario que no todos conocen

El vishing es un tipo de estafa informática, muy similar al phishing, en el que el ciberdelincuente, valiéndose de la telefonía o el correo electrónico, se hace pasar por una fuente fiable y alegando supuestas razones de seguridad, intenta engañar a sus víctimas para hacerse con sus datos personales. La finalidad que persigue es robarles la identidad, o bien hacerse con su información bancaria.

 

Aunque los ciberdelincuentes inventan cada vez más y mejores métodos para llevar a cabo este tipo de prácticas delictivas, el vishing todavía sigue siendo una de las más comunes. Pese a que la gente cada vez está más concienciada del peligro de facilitar sus datos bancarios por teléfono o a través de Internet, el vishing es un delito que sigue afectando a miles de personas en nuestro país.

 

Este tipo de estafa opera de la siguiente forma: el usuario recibe un mensaje de texto enviado supuestamente por una institución financiera, en donde le informa que tiene cargos en una de sus cuentas, promociones del banco, aviso de que su tarjeta está siendo utilizada fraudulentamente o simplemente resolver algún problema con la cuenta.

 

Posteriormente, se recibe una llamada en la que una supuesta operadora con una grabación idéntica a la de cualquier servicio telefónico de atención al cliente, pide al usuario el número móvil, email, número de tarjeta bancaria y código de seguridad. Esto se hace con la promesa de que los datos que proporciones están protegidos y que la información enviada sólo la conocerá el banco, pero en realidad, se transfiere a una base de datos de los delincuentes que usarán la información para realizar compras y/o disposición de efectivo en su nombre.

 

   Consejos para no ser víctima de este tipo de fraude

 

    – Nunca entregas información o respondas a requerimientos sobre tu tarjeta de crédito. Si tienes dudas, debes llamar al banco y notificar que te han solicitado información financiera a nombre de la entidad.

 

    – Jamás debes hacer click en enlaces sospechosos que hayas recibido en tu correo. Cuando vayas a iniciar la sesión en tu banco fíjate que la barra de direcciones web tenga la dirección formal del banco y busca la aparición de un “candado” que indica que la conexión con el sitio es privada.

 

    – No utilices ordenadores de acceso público para realizar tus transacciones financieras.

 

    – Cambiar con frecuencia las contraseñas, procurando utilizar números y símbolos en su combinación. Nunca escribas tus claves en papel, el ordenador u otro lugar.

 

    – Recuerda actualizar constantemente tu sistema de antivirus y las herramientas antispyware. Los estafadores aprovechan las brechas de seguridad que tienen las versiones más antiguas.

 

Es muy importante recordar que todos podemos ser víctimas de fraude. Para evitar este delito, lo más importante es no proporcionar información personal y en caso de tener alguna duda con la tarjeta de crédito, siempre llamar a los teléfonos oficiales del banco y no a otros números que sean comunicados por una llamada o mensaje de texto.

Tu opinión nos interesa

Nombre:  *
Email:  * (No será publicado)
Comentario:  *

No hay ningún comentario, sé el primero en comentar!