Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. ¿ Estas de acerdo en continuar ?

902 033 733
Área Privada

Canal Estrategia

El fraude de identidad supone en España unas pérdidas anuales de 1.600 millones de euros

0 comentarios
viernes, 09 de marzo de 2018
El fraude de identidad supone en España unas pérdidas anuales de 1.600 millones de euros

España es el país de la Unión Europea con más víctimas por robo de identidad


En los últimos dos años la humanidad ha generado más información que en todo el periodo anterior, desde sus inicios. Los datos crecen a un ritmo vertiginoso y esto ha motivado una serie de nuevos problemas que las empresas deben resolver para sacar ventaja y ofrecer un mejor servicio al usuario: el fraude de identidad. Tanto es así que, según algunos estudios, este problema supone unas pérdidas anuales de 1.600 millones de euros en España, mientras que esa cantidad asciende en todo el mundo a cerca de 80.000 millones de euros.

 

El mundo digital ha visto cómo el robo o usurpación de identidad es uno de los delitos que se propaga con mayor velocidad. Por medio de esta práctica, se puede hacer uso de determinados recursos como el acceso a la cuenta corriente bancaria, la obtención de créditos o la contratación de servicios y/o productos haciéndose pasar por otra persona.


Correos falsos, phishing… son algunas de las prácticas más comunes a la hora de robar información privada a usuarios, algo a lo que los internautas españoles están, por desgracia, muy acostumbrados. Según Eurostat, el organismo de estadísticas europeas, España es el país de la Unión Europea con más víctimas afectadas por el robo de identidad, ya que el 7% de los internautas españoles han sufrido el robo o abuso de datos personales o información privada durante los últimos 12 meses. Esta cifra se sitúa por encima de la media del resto de países de la Unión Europea (4%).


Asimismo, Eurostat indica que un usuario tarda, de media, 5,4 meses en percatarse de que está siendo víctima del robo de identidad. Además, es importante destacar el hecho de que el robo de identidad no sólo afecta a los usuarios cuyos datos han sido usurpados, sino que también tiene efectos negativos para las empresas, ya que realizan inversiones en acciones que finalmente no se materializan.


Todos estos factores han contribuido a que la ciberseguridad cobre cada vez más importancia. Por primera vez en la historia, la práctica totalidad de las empresas independientemente de su tamaño y del sector al que pertenezcan,  pongan la seguridad entre sus prioridades. El año 2017 fue extremadamente convulso en materia de seguridad y en 2018 nos enfrentamos a varios retos. Los nuevos vectores de ataque van creciendo paulatinamente y el número de incidentes de seguridad va creciendo año tras año de forma alarmante. En este sentido, podemos asegurar que las amenazas en materia de seguridad afectan ya, tanto a particulares como a pymes y grandes empresas.


Pese a que ninguna organización puede anticiparse totalmente a los riesgos que emergen, las empresas que cuenten con sistemas ágiles de prevención y respuesta, les permitirá anticiparse en cierta manera a un potencial ataque y actuar rápidamente minimizando los daños.

 

España es el país de la Unión Europea con más víctimas por robo de identidad

Tu opinión nos interesa

Nombre:  *
Email:  * (No será publicado)
Comentario:  *

No hay ningún comentario, sé el primero en comentar!