Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. ¿ Estas de acerdo en continuar ?

902 033 733
Área Privada

Canal Estrategia

Inteligencia artificial, el mayor reto tecnológico de la historia

0 comentarios
jueves, 14 de junio de 2018
Inteligencia artificial, el mayor reto tecnológico de la historia

Cuando hablamos de inteligencia artificial, ¿de qué lo hacemos? El paraguas de la inteligencia artificial abarca desde el reconocimiento de imagen y facial hasta el reconocimiento de grafías manuscritas o de voz, de máquinas capaces de competir contra jugadores, de resolver algoritmos complejos a gran velocidad o de los coches autónomos.

 

'Machine learning' (aprendizaje de máquinas), 'deep learning' (aprendizaje profundo), y procesamiento de lenguaje natural, de visión y robótica son las tecnologías en las que podemos descomponer la inteligencia artificial. Quizá las más complejas sean las dos primeras. El 'machine learning' y el 'deep learning' tienen en común ser algoritmos que tratan de emular la actividad humana.

 

La diferencia es que el primero abarca cuando la máquina es capaz de aprender con entrenamiento y establecer diferencias. El segundo campo de investigación es más avanzado, cuando la máquina extrae patrones por sí sola y aprende. La explosión de la inteligencia artificial en todas sus variantes y en todos los campos significará una revolución en la manera en que personas y máquinas interactúan, generando profundos cambios en todos los ámbitos de la sociedad. Esto es algo de lo que se ha venido hablando en los últimos años, sin embargo parece que hoy más que nunca, se ha reactivado el interés inversor de las empresas en esta tecnología.

 

La inteligencia artificial se ha convertido en una de las principales tendencias tecnológicas en los círculos bancarios a la hora de describir su visión para el futuro del sector de servicios financieros, según un estudio de Business Insider. En muchos casos, se percibe como una tabla de salvación dentro de un ecosistema que evoluciona a un ritmo vertiginoso. Por su combinación de potencial y complejidad, la inteligencia artificial puede utilizarse en casi todas las áreas de los servicios financieros.

 

Entre sus múltiples aplicaciones, destaca por su capacidad para automatizar acciones rutinarias, como la captura y gestión de datos, lo que optimiza el trabajo diario de los empleados y permite prevenir errores. Otra de sus principales ventajas es su capacidad de aprender de sus aciertos y errores, así como de las acciones de terceros. Además, los bancos utilizan la inteligencia artificial para proteger las identidades de los clientes, profundizar las interacciones digitales y atraer a los clientes a través de los canales.

 

También se utiliza para detectar y prevenir fraudes o en la lucha contra el blanqueo de dinero. Las instituciones deben establecer proactivamente sistemas automatizados de monitoreo basados en inteligencia artificial y tecnología de machine learning para así detener ataques antes de que puedan ser completados.

 

Para finales de 2020, las organizaciones que no aprovechen la inteligencia artificial y las técnicas de machine learning serán incapaces de estar al tanto de las demandas del usuario final en la era digital.  Las organizaciones que no implementen las más recientes estrategias de protección contra fraude probablemente descubrirán este año y en los años siguientes, que les costará mucho trabajo mantener su posición en el mercado y permanecer relevantes en su industria.

Tu opinión nos interesa

Nombre:  *
Email:  * (No será publicado)
Comentario:  *

No hay ningún comentario, sé el primero en comentar!