Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. ¿ Estas de acerdo en continuar ?

902 033 733
Área Privada

Canal Estrategia

La tecnología Blockchain en las instituciones financieras

0 comentarios
martes, 15 de enero de 2019
La tecnología Blockchain en las instituciones financieras

El sistema financiero ha evolucionado desde el análisis de los libros de contabilidad tradicionales hasta proporcionar soluciones digitales como la banca online y las aplicaciones móviles. Con ello, no es sorprendente que los bancos comerciales en todo el mundo entren a la carrera de la última tecnología en boga: Blockchain. Las instituciones financieras están apostando cada vez más por esta tecnología para revolucionar una vez más el sistema financiero.

 

La razón por la que la banca y las instituciones financieras están tan interesadas en blockchain reside en el carácter competitivo del sistema bancario, además de la creciente demanda por un servicio más rápido y eficiente. Con el fin de mantener el ritmo de la sociedad, que cada vez más busca ver satisfechas sus necesidades de forma instantánea, las instituciones financieras buscan adaptarse a la demanda de una mayor agilidad, nuevos productos y servicios. Sin embargo, las necesidades propias del sector, como la seguridad, continúan siendo prioridad y un desafío ante la amenaza en materia de ciberseguridad y de hacking.


¿Qué es blockchain?


El blockchain se describe a menudo como un libro de cuentas descentralizado o una base de datos replicada en una red peer-to-peer. En otras palabras, esta tecnología es esencialmente un nuevo tipo de almacenamiento que permite a todos sus usuarios compartir una base de datos y hacer modificaciones de manera segura.


A diferencia de otras opciones más tradicionales, en este sistema de almacenamiento los datos han sido duplicados miles de veces a través de una red de computadoras descentralizadas (la red peer-to-peer) de manera independiente.


Con esta red pública y descentralizada las transacciones son protegidas y se realizan bajo un manto de privacidad total. La protección de los datos se logra a través del cifrado de la información en el enlace de las transacciones. Dichas transacciones se basan en cuentas o carteras digitales que concede a los participantes anonimato a través de su identidad digital.


El sistema funciona bajo consenso de los participantes, condicionado a que cada versión de datos corresponda en su totalidad con la información compartida en la base de datos. Esto elimina la necesidad de una autoridad central y pone el control en las manos de los participantes, lo que significa que cualquier modificación inadecuada en la base de datos será detectada inmediatamente por todos los participantes, convirtiendo este proceso en un mecanismo de auditoría inmutable.


La tecnología blockchain, conocida también como cadena de bloques, fue desarrollada como una tecnología subyacente del bitcoin que tenía como objetivo registrar y verificar las transacciones de la criptomoneda. El blockchain ha conseguido su propio lugar gracias a su potencial como disruptor del sistema centralizado y para agilizar procesos hasta ahora más complejos, y pese a que la evolución del bitcoin ha sido errática, otras criptomonedas están captado la atención también gracias a esta tecnología y las ventajas que ofrece.


Blockchain tiene la capacidad de lograr esto gracias a la naturaleza de su diseño: una colección de bloques distribuidos, compartidos, seguros e inmutables. Cada bloque de información es distribuido a todos los participantes (nodos) en la red, lo que garantiza una réplica exacta para prevenir la alteración indebida de información. Para que una transacción se concrete, su validez se tendrá que comprobar por cada uno de los nodos de la red, y la información será registrada y compartida de manera transparente dentro de la cadena.


Esto es lo hace atractivo al blockchain para las instituciones financieras. Para comprender cómo encajará el blockchain en las necesidades del mundo moderno, conviene dar un paso atrás y analizar la relevancia de esta tecnología en diversos sectores de la economía.


El uso del blockchain en la banca


Para la banca, el uso del blockchain ofrece beneficios potenciales para la prevención del fraude e incluso para la eliminación de algunos errores propios de los humanos. En el aspecto técnico, la validación, protección, codificación, distribución y rastreo de datos y transacciones son los atractivos principales de esta tecnología. El blockchain se considera ya un agente transformador para las áreas de liquidación y compensación, transacciones internacionales, financiación comercial, verificación de identidad y gestión de préstamos.


Dado que la tecnología blockchain no está restringida por las regulaciones internacionales, su implementación tiene el potencial de transformar el sector bancario y convertirla en una industria de cooperación entre instituciones de servicios financieros y empresas de Fintech, así como de impulsar la cooperación digital y la innovación, la evolución de nuevos modelos de negocio y una banca más competitiva.


Fuente: IG.

 

 

Tu opinión nos interesa

Nombre:  *
Email:  * (No será publicado)
Comentario:  *

No hay ningún comentario, sé el primero en comentar!