Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. ¿ Estas de acerdo en continuar ?

902 033 733
Área Privada

Canal Estrategia

Las fintech no son moda, sino la nueva norma

0 comentarios
martes, 12 de noviembre de 2019
Las fintech no son moda, sino la nueva norma

La crisis económico-financiera que vivimos hace algunos años lastró mucho la imagen de la banca en el consumidor. Además, propició la irrupción de las fintech, que llegaban al mercado como una alternativa a las entidades tradicionales, con una promesa de transparencia, el atractivo de las empresas tecnológicas y la experiencia de usuario por bandera.

 

Casi una década después de la aparición de este fenómeno disruptivo en el sector financiero, un buen número de estas compañías ha sido capaz de consolidar sus negocios y hacerse con un hueco importante en el mercado, sumando ya un elevado volumen de clientes y altas tasas de negocio. Podría decirse que han superado la fase de ser interesantes promesas para convertirse en jugadores reales, con capacidad de aportar valor añadido en sus respectivos nichos de actividad.

 

De esta manera, las grandes corporaciones financieras en España y en el mundo, impelidas por la necesidad de aumentar sus márgenes y librarse de pesadas estructuras generadoras de coste, llevan tiempo haciendo inversiones tentativas en start ups financieras con el fin de sondear oportunidades de transformación que les permitan, además, conectar con un nuevo perfil de cliente familiarizado con el entorno online y que apenas visita las sucursales. Su estrategia, sin embargo, no se ha detenido aquí, y comienzan a conocerse ya -incluso en España- acuerdos de colaboración que suponen para los bancos externalizar en las fintech algunas líneas específicas de su negocio.

 

Complementariedad

 

Por lo que respecta a las empresas fintech, este nuevo estadio en su evolución hace realidad el nuevo paradigma de complementariedad y búsqueda de sinergias entre los actores del sector financiero, ya se trate de empresas financieras de base tecnológica o de bancos, con la vista puesta en mejorar la experiencia de cliente. En este nuevo estadio, hablar de experiencias satisfactorias equivale a abrir el abanico de productos y mejorar las prestaciones en términos de rapidez, transparencia, facilidad y coste.

 

Es por eso que entidades como TransUnion, compañía especializada en información financiera de origen estadounidense, ha desarrollado áreas específicas para apoyar a las ‘fintech’ en su labor. Justamente, Gretchen Tan, líder global de Fintechs de TransUnion, considera que “cada vez vemos más que estas compañías son competidores reales, pero también son socios para proveer y hacer crecer los servicios financieros. Las fintech no son una tendencia, sino que son la nueva norma, basados en la definición que son prestadores de servicios financieros apoyados en la tecnología”.

 

Teniendo en cuenta que este tipo de compañías tienen un avance diferente, TransUnion tiene un equipo especializado en los mercados en los que tiene presencia, con el fin de atender sus necesidades.

 

Según la experta, el trabajo con estas firmas se da en tres áreas. Una, es proveerles datos sobre el perfil del usuario de crédito, las tendencias y distintas variables, otra es analítica, en la que si bien muchas ‘fintech’ han hecho desarrollos, TransUnion les ayuda a construir sus modelos de riesgo de crédito y de mercado; y la tercera es tecnología.

 

Por otro lado, considera que para que estas compañías puedan crecer de manera sostenible, la clave es contar con una buena estrategia de mercado y un producto diferenciador. Pero además de esto, y en momentos en que crecen las ventas digitales, en las que no se ve al cliente, es clave tener buenas herramientas para manejar el riesgo y buenos sistemas de prevención de fraude.

 

Tu opinión nos interesa

Nombre:  *
Email:  * (No será publicado)
Comentario:  *

No hay ningún comentario, sé el primero en comentar!